Conferencia de María del Mar García Calvente, “El impacto de cuidar sobre la salud de las personas cuidadoras: un exponente de las desigualdades de género”La profesora de Género y Salud de la Escuela Andaluza de Salud Pública ha defendido en su ponencia “El impacto de cuidar sobre la salud de las personas cuidadoras: un exponente de las desigualdades de género” la necesidad de desarrollar más actuaciones políticas y leyes dirigidas a lograr equidad entre mujeres y hombres.

Para García Calvente, los cuidados informales, desempeñados en más del 75 por ciento de los casos por mujeres todos o casi todos los días de la semana durante 8 horas o más, juegan un papel clave en las desigualdades de género y de salud, y son un paradigma de la invisibilidad de la contribución de las mujeres a la sociedad.

Por lo general, se trata de un trabajo no remunerado, sin precio en el mercado, algo que se suele confundir con una carencia de valor, que generan un impacto laboral y económico en la persona cuidadora, quien no puede plantearse trabajar fuera de casa o ha tenido que reducir su jornada, con los consecuentes problemas económicos. Y quien, además, acaba descuidando su propia salud y aislada socialmente por la renuncia laboral y la falta de tiempo de ocio.

Al respeto, la doctora en Medicina sostiene que “mientras el cuidado no se entienda como un activo valioso para la salud no será considerado como una prioridad en el desarrollo de políticas sanitarias y de bienestar”. Para ello, García Calvente reivindica un mejor desarrollo de los servicios públicos necesarios, sin sesgo de género, y de mejores estrategias para conseguir un reparto más equitativo de los cuidados entre mujeres y hombres y entre familia y estado.